lunes, 27 de septiembre de 2010

Jabones de oliva y sal marina: el mar en casa

Se acuerdan de esa sensación en la piel al salir del mar, en esos días de playa? La textura y el perfume que quedan en la pie, y la sensación de bienestar en todo el cuerpo después de una zambullida al mar?
Yo no podía sacármela de la cabeza y de los registros sensoriales, así que me puse a trabajar para hacer un jabón que me dejara la piel (y los sentidos) así.
Así que hace cosa de un mes, armé una fórmula con aceite de oliva extra virgen (súper nutritivo), aceite de coco (que hace una espuma estupenda) y aceite de ricino (que ayuda muchísimo a regenerar la piel), y por supuesto, una generosa cantidad de sal marina.
Y hoy estoy disfrutando de mis baños de mar en cada ducha!

Las razones para usar sal marina en un jabón exceden lo puramente “sensorial”. La sal marina tiene muchísimas bondades. Contiene minerales curativos que gracias a su capacidad regeneradora y por su parecido con el plasma sanguíneo, permiten al cuerpo absorberlos fácilmente. Sus componentes son la clave: el manganeso reactiva la circulación, el zinc tiene propiedades antioxidantes que al igual que el calcio evitan el envejecimiento de la piel. El azufre oxigena las células y evita la caída del pelo, el magnesio contribuye a relajar los músculos cuando tenemos estrés y el selenio tensa la piel y deja la epidermis en buen estado.
Mediante una baño de sal, nuestro cuerpo absorbe estas propiedades y ayuda a la circulación, aumenta los niveles de serotonina, reduce el estrés y eleva el estado de ánimo, mejora el sueño, disminuye la presión arterial y reduce los dolores musculares y la inflamación, mejora la eliminación de toxinas, mejora la absorción de nutrientes, ayuda a prevenir las migrañas y además es un emoliente natural.
Otro truco: la sal marina es ideal para combatir la caspa, se masajea con sal el cuero cabelludo, y luego se lava como habitualmente.

Por esos y otros motivos, la sal marina es una bendición...Y yo que creí durante tanto tiempo que el mero hecho de ir a la playa era lo que me hacía sentir tan eufórica :-)

No quedan muchos: si a esta altura del año ya estás soñando con esa zambullidas en el mar y no podés esperar al verano, pedí ya tus jabones de oliva y sal!

Jabones de oliva y Arcilla blanca

Jabón de Arcilla Blanca o Caolin

Hacer jabón es más que una mera cuestión matemática: implica no solamente diseñar las fórmulas y llevarlas a cabo sino además pensar quién va a usarlo y porqué le vendría bien.
Ayer me puse a hacer jabón y saqué del recetario una receta que hace tiempo no hacía: Jabón de oliva con arcilla blanca.
La primera vez que incluí la arcilla blanca en una preparación de jabón fue cuando necesité un exfoliante suave y de granos finos. Qué podría ser más adecuado que la arcilla blanca? Ese mismo día, leyendo y leyendo, me enteré de que la arcilla blanca es la más suave y delicada de todas las arcillas, y por eso es ampliamente usada en cosmética. Sus propiedades absorbentes la hacen indispensable en productos como jabones, mascarillas, máscaras faciales y bases. Es sumamente indicada para gente con piel sensible. Ayuda a estimular la circulación de la piel mientras la exfolia y limpia suavemente. No extrae los aceites naturales de la piel, por lo que puede usarse hasta en pieles secas.
Tiene efectos desinflamatorios, astringentes y correctores de exceso de grasitud, por lo cual es perfecta para las pieles mixtas o con acné.
Es rica en sales minerales como silicio, magnesio, calcio, hierro, cobalto, manganeso, cobre, zinc, selenio... que ayudan a remineralizar la piel con propiedades cicatrizantes, calmantes, purificantes, descongestionantes, antiinflamatorias, regenerantes y alisantes.

A este lote de jabón que hice ayer - que va a estar listo para usar en cuatro semanas – le agregué un toque de aceite de coco, que hace una espuma buenísima, y un poco de vitamina E, que es el perfecto aliado para la regeneración de la piel.
Sólo resta esperar con paciencia el tiempo de curado, y después, a disfrutar!

martes, 7 de septiembre de 2010

Qué diferencia al jabón natural del jabón industrial?

En Saponaria, elaboramos nuestro jabón con ingredientes naturales. Usamos aceite de oliva extra virgen de nuestra propia finca, lo que nos asegura que las cualidades emolientes y humectantes del jabón sean óptimas. No usamos químicos sintéticos dañinos, conservantes, productos derivados del petróleo o tinturas sintéticas. Porqué? Porque usar productos naturales REALMENTE HACE LA DIFERENCIA.

Hacemos nuestro jabón usando el método de elaboración en frío, lo cual significa que en el proceso no intervienen fuentes de calor externas que podrían dañar los ingredientes naturales de la fórmula. Cada barra de jabón tiene en principio nuestro mejor aceite de oliva extra virgen, y a él le agregamos un toque de aceite de coco, girasol y ricino de la mejor calidad - los cuales ayudan a generar una espuma suave y humectante. Luego lo complementamos con sustancias naturales (hierbas, flores, avena, y otros, según la variedad) y lo enriquecemos con aceites esenciales, naturales y puros. El resultado es un jabón 100% natural, humectante y súper delicado con la piel. Un verdadero placer para la piel y los sentidos.

Cómo diferenciar un jabón real de uno sintético?
En principio, ningún jabón verdaderamente natural que se precie de tal contiene un ingrediente presente en casi todos los jabones comerciales industriales: LaurilSulfato de Sodio (la próxima vez que pasen por la góndola del jabón en el súper, hagan la prueba… busquen un jabón que NO contenga este ingrediente. Es virtualmente imposible encontrar uno).
Este componente- el Lauril Sulfato de Sodio – es un detergente sintético que nada tiene que ver con el jabón real fruto del proceso químico de saponificación. Es simplemente un producto artificial de la industria química, que es ampliamente usado por su bajo costo. Está presente en detergentes, lavavajillas, jabón en polvo, y muchos otros limpiadores. Pero sus efectos en la piel son terribles.
Incluso esos bonitos jabones de glicerina comerciales, que supuestamente están hechos de 100 % glicerina y que nos venden como "delicados y humectantes", están hechos en gran medida de jabón base sintético, muy agresivo para la piel.
La mayoría de los geles de ducha y jabones líquidos del mercado, muchos de los jabones supuestamente “naturales” con formas y perfumes artificiales, los jabones supuestamente alergénicos recomendados por dermatólogos poco informados, los jabones antibacteriales (estos son terribles!), todos ellos contienen Lauril Sulfato de Sodio. Si ven en la etiqueta, probablemente encontrarán ese ingrediente, así como otros aceites y grasas baratas (tambien denominadas como “tallow” o sodium tallowate) y petroquímicos sintéticos. Ojo!

Hemos estado usando estos productos durante años, probablemente sin notar enormes perjuicios… Pero ahora que lo sabemos, ¿Debemos seguir usándolos?
Lo importante ahora es estar bien informado, y saber que nada de esto es natural o beneficioso. Si bien es cierto que tal vez no hemos notado efectos secundarios terribles, también es cierto que podemos empezar a mejorar muchos hábitos y usar productos mucho mejores, que afortunadamente están a nuestra disposición.

El primer paso es evitar los jabones que contienen detergentes, fragancias y conservantes sintéticos. Muchos de esos ingredientes son tóxicos, contaminantes para el medio ambiente y además causan irritación a la piel. Si bien algunos de estos productos manufacturados se ven y huelen muy bien, están llenos de sustancias que no le hacen ningún favor a la piel. Si bien no se puede hacer un jabón natural con aroma a melón (cito uno, por dar un ejemplo) porque no existe la esencia natural de melón, es preferible usar un producto elaborado con un aceite esencial natural y puro, cuyos beneficios estarán a la vista, a usar uno que sólo “huela rico” pero perjudique a la piel.
Otros aditivos a evitar son los colorantes sintéticos, tinturas, el triclosan (usado en los jabones antibacteriales, y cuyo uso ha sido catalogado de peligrosamente tóxico por la FDA), el sodium laureth y los lauril sulfato de sodio, y tantos otros químicos que desconocemos y hasta nos cuesta pronunciar. Son dañinos para nuestra piel, para el medio ambiente, para la salud. Evitémoslos.

Por supuesto, la prueba real se da al probar el producto sobre la piel. Si un jabón reseca la piel, la deja tirante o da picazón, probablemente está hecho en forma artificial y está lleno de ingredientes sintéticos. El jabón de oliva está en las antípodas de este tipo de producto: nutre, humecta, cuida y suaviza la piel, ayudándola incluso a regenerarse. El jabón de oliva puede costar un poco más en términos económicos, pero bien vale la pena gastar ese poquito más. Ya de por sí, se tornará innecesario el uso de la crema humectante luego del jabón…y su piel se los agradecerá.

martes, 31 de agosto de 2010

Aceite de oliva: el aceite milagroso

Lo sabemos: insistimos tanto con los beneficios del aceite de oliva... y aquí les contaremos porqué.

Uno de los componentes más importantes del aceite de Oliva es el ácido oleico, en un porcentaje de aproximadamente 60%-80%. Esto significa que el aceite de oliva es un regenerador y humectante natural de la piel, que extrae humedad del aire y mantiene la piel suave y flexible. Por eso el jabón resultante del aceite de Oliva al saponificarse es muy suave y delicado.
El aceite de Oliva también contiene Escualeno, que tiene la capacidad de ayudar a la piel a retener la humedad al mismo tiempo que nutre y suministra protección para todo tipo de pieles, especialmente las secas y sensibles. El Escualeno de oliva ayuda a la capacidad que posee la piel para regenerarse y nutrirse naturalmente. Su estructura es similar a la composición del Escualeno de la propia piel y por este motivo es altamente penetrante.
Es no-graso y no-comedogénico, lo que significa que de ninguna manera restringe u obstruye los poros. También se ha probado que acelera el proceso de cicatrización, según se piensa debido al contenido de Vitamina E.
Por consiguiente, si el aceite de Oliva es tan bueno para la piel y produce un muy buen jabón, ¿por qué no se producen todos los jabones de esta manera, incluidos los hechos a mano?
La respuesta es simple: el aceite de oliva es un producto muy caro y realizar jabón con un alto porcentaje de oliva es costosísimo para aquellos productores que no tienen zonas olivareras cercanas. Tampoco se utiliza en el jabón comercial, que ni siquiera debería llamarse jabón, puesto que no es producto de una saponificación natural sino un conglomerado de detergentes y aromas sintéticos.
Es por eso que estamos muy orgullosos de poder producir nuestro jabón artesanal con el aceite de oliva extra virgen proveniente de nuestra finca, en Cruz del Eje, provincia de Córdoba, Argentina.

Jabón de Oliva o Jabón de Castilla.. Qué es?

El jabón de Castilla (o en inglés Castile Soap) se originó en el Reino de Castilla, hoy conocido como España. Contrariamente a cómo se hacía el jabón en los países nórdicos, en los que se usaba grasa o sebo animal como principal ingrediente, en la zona de Castilla existía abundancia de olivos y muy pronto se descubrió que este noble ingrediente producía un jabón de una calidad muy superior.
El jabón de Castilla se convirtió en un producto muy buscado no solamente por sus beneficios para la piel sino también porque pronto la medicina descubrió sus cualidades. El jabón de Castilla también fue la primera elección de muchas de las familias reales de toda Europa.
Hoy, el jabón de Castilla genuino aún contiene 100% de aceite de Oliva exclusivamente. Sin embargo, no es del agrado de todas las personas que solo se use aceite de Oliva en el jabón, porque el jabón 100% de oliva produce baja espuma y resulta algo viscoso al tacto. Por este motivo, en Saponaria lo mejoramos agregando a la receta original un pequeño porcentaje de aceite de coco.
Para hacerlos aún más beneficiosos y atractivos, hemos ido diversificando la antigua receta de la abuela con aceites esenciales, que le brindan al jabón aroma y otras cualidades terapéuticas, y agregados naturales como cereales, pétalos, hierbas, arcillas, sales…
Y así, en las sierras cordobesas y fruto de la paciencia, la experimentación, la tradición y lo nuevo, nació Saponaria.
Que lo disfruten!

Jabón de Oliva y Avena



Uno de los remedios naturales más delicados pero eficaces para suavizar y nutrir la piel está y estuvo siempre al alcance de la mano: se trata de no más ni menos que de la avena.
La avena, ese cereal que en el mejor de los casos nos hacía la abuela en el desayuno, o que alguna vez incluimos en alguna torta o galletita casera, resulta ser además un ingrediente insuperable para aquellos jabones diseñados para exfoliar la piel en forma delicada y natural. Es ideal para pieles sensibles.
Nuestro jabón de avena tiene como base nuestro aceite de oliva, un pequeño porcentaje de aceite de coco para que el jabón sea bien espumoso, un poquito de germen de trigo como antioxidante, y copos de avena, para que al masajear la piel la nutra, suavice y exfolie, todo al mismo tiempo.
A disfrutar!

Catálogo

Línea Premium: Jabones de Oliva artesanales

Jabón de Castilla
Elaborado con 100% aceite de oliva extra virgen. Ideal para todo tipo de piel, especialmente pieles delicadas o sensibles, niños y bebés.
Precio por unidad: $9.-

Jabón de oliva con avena
Elaborado con aceites de oliva extra virgen y coco; avena y vainilla. Excelente exfoliante para todo tipo de piel.
Precio por unidad: $9.-

Jabón de oliva con coco
Elaborado aceite de oliva extra virgen y coco, copos de coco y esencia de coco. Ideal para pieles grasas.
Precio por unidad: $9.-

Jabón de oliva con arcilla blanca
Elaborado con aceites de oliva extra virgen y coco, arcilla blanca y aceite esencial de naranja. Ideal para pieles acnéicas y grasas.
Precio por unidad: $9.-

Jabón de oliva con lavanda
Elaborado con aceites de oliva extra virgen, coco y almendras, aceite esencial y flores de lavanda.
Precio por unidad: $9.-

Jabón de oliva con melisa
Elaborado con aceites de oliva extra virgen y coco, aceite esencial y flores secas de melisa. Ideal para pieles estresadas.
Precio por unidad: $9.-


Nuevo!!!!

Shampoo sólido de oliva y romero
Elaborado con aceites de oliva extra virgen, coco, ricino y jojoba; aceite esencial y hojitas de romero. Limpia y acondiciona todo tipo de cabello.
Precio por unidad: $9,50.-



Línea de jabones de glicerina artesanales


Leche & miel
Elaborado con glicerina, cera de abejas, aceite de almendras, leche y miel. Indicado para pieles sensibles y delicadas.


Naranja & Mandarina
Elaborado con glicerina, cera de abejas, aceites esenciales de naranja y mandarina, cascaritas secas de naranja y aceite de almendras.

Almendras & Rosas
Elaborado con glicerina, cera de abejas, aceite de almendras, esencia y pétalos de rosas.

Hierbas Serranas
Elaborado con glicerina, cera de abejas, aceite de oliva, aceite esencial de romero y melisa, hojitas de melisa.

Coco & Chocolate
Elaborado con jabón de coco, cacao en polvo, aceite de almendras y esencia de coco.

Precio por unidad: $ 7
------------------------------------------------------------------------------------

Bálsamos de Oliva

Elaborados con purísimo aceite de oliva extra virgen, aceite de germen de trigo y aceites esenciales o esencias.

Oliva & Azahar
Oliva & Jazmín
Oliva & Lavanda (con aceite esencial natural)
Oliva & Melisa (con aceite esencial natural)
Oliva & Romero (con aceite esencial natural)
Oliva & Verbena (con aceite esencial natural)
Oliva & Violetas
Oliva & Rosas
Oliva & Vainilla

Presentación x 30cc

Precio por unidad: $ 9.-

------------------------------------------------------------------------------------
Pack de regalo Saponaria

Kit de jabón de oliva + Bálsamo de oliva (ambos a elección) + jabonera artesanal de cerámica.

Precio: $ 23


------------------------------------------------------------------------------------

Sales de Baño

Citrus
Sal marina, aceites esenciales de naranja y mandarina, cáscaras secas de naranja.

Lavanda
Sal marina, aceite esencial de lavanda, flores de lavanda.

Vanilla & Coco
Sal marina, esencias de vainilla y coco, coco rallado.

Rosas
Sal marina, esencia y pétalos de rosas.

Precio por unidad: $7.-

------------------------------------------------------------------------------------

Gel post solar de lavanda

Formulado con aceite de jojoba y aceite esencial de lavanda, este gel refresca y alivia la piel luego de la exposición al sol o en caso de quemaduras domésticas leves.
250 g.

Precio por unidad: $ 15.-